IKIGAI: LA RAZÓN DE SER

    IKIGAI: LA RAZÓN DE SER


    El propósito es uno de los elementos más importantes e influyentes en el éxito de un emprendimiento, a través de él logras encontrar motivación día a día para conseguir tus objetivos, superar obstáculos y encontrar razones para continuar.

    Convierte tu propósito en tu fuente de ingresos y no a los ingresos en tu propósito.

    Solemos confundir a los medios con el fin. Si bien las razones económicas son unas de los principales motivos por el cual una persona se decide a emprender, el dinero debe ser un medio para conseguir lo que queremos y no un fin en sí y la razón es simple: un emprendimiento conlleva mucho esfuerzo y dedicación, pero su retorno económico podría llevar tiempo. Sin un motivo más allá del dinero podrías abandonar tu proyecto mucho antes de que este empiece a tener sentido.

    ¿Qué prefieres? Considerar el trabajo como un empleo o vivir el trabajo como una vocación. Para ayudarte a encontrar tu propósito te vamos a enseñar un concepto japonés que entrelaza cuatro elementos esenciales de todo ser humano.

    IKIGAI: LA RAZÓN DE SER

    Ikigai es un concepto japonés que significa “la razón de vivir” o “la razón de ser”. Todo el mundo, de acuerdo con la cultura japonesa, tiene un ikigai. Encontrarlo requiere de una búsqueda en uno mismo, profunda y a menudo prolongada. Esta búsqueda es considerada de mucha importancia, ya que se cree que el descubrimiento del propio ikigai trae satisfacción y sentido de la vida.

    Según esta filosofía nuestra razón de ser viene de la conjunción de 4 elementos que ocupan cuatro necesidades humanas:

    - Lo que amas (necesidad social)

    - Lo que necesita el mundo (necesidad espiritual)

    - En lo que eres bueno (necesidad mental)

    - Por lo que te podrían pagar (necesidad física)

    Cada uno de estos elementos tiene importancia vital en el ser humano, encaso de no satisfacer una de ellas, se reduce la calidad de vida; por lo tanto, la clave se centra en tratarlas a todas como un sistema, en donde cada una de sus partes se encuentran interrelacionadas. Así, por ejemplo, al tener un problema en una de estas cuatro áreas, podemos encontrar en las otras tres, respuestas más acertadas para solventarlo.

    Adoptando esta filosofía te invitamos a reflexionar sobre tu razón de ser enfocado en tu proyecto de emprendimiento personal.

    Escribe tu correo electrónico


    ¿Cuáles son las cosas que amas?
    ¿En qué consideras que tienes más destrezas?
    ¿Qué necesita el mundo?
    ¿Por cuáles actividades te podrían pagar?


    LO QUE AMÁS
    PASIÓN
    MISIÓN
    En lo que SOS BUENA
    Lo que NECESITA el mundo
    PROFESIÓN
    VOCACIÓN
    Por lo que te pueden PAGAR

    Adjunta tu archivo:


    ¿Quieres potenciar tu marca en el mundo digital?

    ¿Quieres potenciar tu marca en el mundo digital?

    ¿Te gustaría mejorar la presencia de tu marca en Redes Sociales?

    ¿Quieres aprender sobre Marketing Digital?

    ¡Gracias!